RESEÑA DEL PROGRAMA DE RADIO “QUÉ EL PERRO, QUEÉÉ?!!!” Transmitido el 13-05-15
TEMA: Sanando sanadores y como los perros canalizan las enfermedades de sus dueños
Invitada: Esther Cruz (sanadora Nierica)

Marivel: Platícanos Esther ¿Tu qué haces? ¿A qué te dedicas?
Esther: Yo soy sanadora principalmente de personas y comencé en el 2007, empecé con Reiki y después estudie la técnica de Nierika que es una terapia de sanación por medio de ondas cerebrales, es a través de meditación profunda y lo que nos facilita esta terapia es poder reprogramar los conceptos que tienen que ver con el mal manejo emocional en genes, en lo físico, en lo energético y en el mal manejo de emociones y creencias o del rostro de Dios como ellos lo definen y como nosotros subimos al séptimo plano que es la frecuencia más alta (el amor) entonces se le puso ese nombre, se trabaja de corazón a corazón, universo a madre tierra.
Margarita: ¿Es una ciencia?
Esther: Es una metodología porque en realidad puedes aplicarla para cualquier conocimiento de sanación que tengas, si una persona se dedica a dar masajes y aprende Nierika puede trabajar desde Nierika inclusive a distancia, entonces es utilizado para Reiki, entre otros.
Margarita: ¿Cualquier persona puede aprender?
Esther: De lo que yo descubrí y de la experiencia que he tenido en este tiempo, casi siempre las personas que nos dedicamos a este proceso de sanación es porque venimos arrastrando un árbol muy toxico y muy dañino, entonces es como esa necesidad que tienes de sanarte a ti primero y así empiezas a buscar y es como empiezas a buscar y te va llegando.
Margarita: A mí me queda muy claro porque también funciona así con los psicólogos y esa gente es privilegiada porque hay gente que trae las mismas cargas y no lo puede ver y por lo tanto no busca como solucionarlo.
Esther: Además también está bien el no centrarse en una sola técnica, existen muchísimas técnicas e incluso hay conocimientos que todavía no nos llegan, es decir hay que salir a redescubrir las diferentes maneras en que podemos sanarnos y cada vez van saliendo más cosas, yo le digo a la gente “cualquier persona puede dar una terapia, cualquier persona puede hacerlo” porque tenemos esa condición sanadora por naturaleza, nosotros lo vemos con los niños, el niño llega con un raspón llorando y que hace la mamá, con un simple beso al niño se le quita, así es, la condición sanadora ya la tenemos y todo lo que existe en nuestro entorno nos ayuda a sanar para que evolucionemos tomando en cuenta que nuestro manejo negativo de las emociones, por llamarlo así, es lo que nos enferma, entonces todo el entorno nos ayuda como a evolucionar, plantas y animales todo existe para que al final de cuentas el ser humano evolucione y en este punto es donde entran nuestros maestros del amor incondicional que son nuestros perros.
Margarita: La gente tiene que saberlo y vivirlo, los perros son salvadores del ser humano y por eso están aquí, por eso da tanta tristeza ver tanto perro ahí abandonado, tirado, enfermo.
Esther: Una vez me preguntaron qué pensaba de los perritos que se encontraban abandonados en la calle y les dije “si quieres saber que tan evolucionada está, voltea a ver a los perros de la calle” y esto es porque el equilibrio en la tierra es perfecto entonces,los perros son amor incondicional y lo que nos hace falta como humanidad es amor, amor a mí mismo, que cada quien se aprenda a amar y mientras no tengamos eso como humanos la tierra va a tratar de equilibrarlo y por eso habrá muchos perros en la calle, es muy importante el trabajo físico de ayudar a los perros en todo lo que podamos pero de igual manera es importante empezar a trabajar nosotros como seres humanos para que eso dé el cambio, porque si no para que sirve todo el esfuerzo, y una cosa es el esfuerzo del humano que anda rescatando, pero también de que sirve todo el esfuerzo de ellos si nosotros no estamos cambiando y a mí me fue llevando de la mano este proceso, mis maestros fueron mis perros con los que empecé a trabajar reiki; se me enfermo uno de un caso de moquillo, sorprendente porque tenía todas sus vacunas y cuando se lo lleve al veterinario fue cuando salió la enfermedad de manera muy agresiva y me lo desahucio, cuando regreso con mi perro a mi casa pensé “pues reiki” y le empecé a dar reiki y yo vi como en su tercer terapia el vomitó todo el alimento y moco e inmediatamente se vió como el perro cambio a nivel energético, estaba enfermo y flaco pero el ya estaba bien y pues él fue mi primer maestro y después de ahí llegaron perros de la calle o enfermos y comencé a trabajar así. Yo me dedico a dar terapias y siempre he compartido que se les puede dar terapia a las mascotas, a los perros sobre todo, pero muchas veces me han dicho “yo quiero que le des terapia al perro pero yo estoy bien” pero la verdad es que no se maneja así, en la terapia nierika se nos permite contactar con el ser supremo, todos los seres tenemos un ser supremo que es como nuestra conciencia elevada, no es que haya un mundo arriba, es más bien nuestra conciencia que está por encima y que en cierta forma tiene toda la información de lo que estamos hechos a nivel energético y emocional y de vidas pasadas, etc., cuando se logra hacer contacto con este ser supremo de la mascota muchas veces no te dan permiso de trabajar y te dicen “sabes que, la tristeza es de la dueña trabájala con ella” y entonces tu le dices a la persona “es que necesito trabajar la terapia contigo” y muchas veces no quieren, primero porque no sabemos y también porque existe el miedo de “hay si me quiere vender a fuerzas otra terapia”, entonces fue por eso que decidí hacer todo esto como una campaña y Sanando Sanadores es eso, yo trato de ayudarlos a ellos que son nuestros principales sanadores, la misión es la entrega completamente.
Margarita: Entonces, ¿la idea es sanarlos junto con el dueño?
Esther: Así es, eso es lo ideal.
Margarita: ¿No puedes sanar al perro solamente?
Esther: Si, si se puede, pero como la finalidad de la existencia del perro es la evolución de su dueño lo ideal es que el esté consciente.
Margarita: Toda la unión con los perros, ¿la haces por medio de masajes?
Esther: En realidad la terapia que es profunda, es nierika, que es a través de la meditación profunda.
Marivel: Platícanos por ejemplo, ¿cómo es una sesión sanando a un perro con su dueño o al puro perro?, ¿cómo es?
Esther: Cuando son perros machos, como son territoriales, yo procuro usar un espacio que sea jardín para no estar ni en su casa ni en mi consultorio y así el perro se siente como libre, lo que se hace es que se pone un tapete y a nivel del piso, trabajas sobre la tierra, te conectas con ella y empiezas a trabajar con el perro, yo lo que hago mucho es generar una conversación con la dueña para no generar esta tensión con la mascota, como son trabajos espirituales profundos a nivel de energía y emociones, son diferentes, entonces, para yo poder entrar a trabajar con el perro a través de la terapia nierika necesito la autorización del ser supremo y entonces tengo que ir como ganándome la confianza de la mascota, lo primero que hago es un masaje bioenergético para que el perro vaya como relajándose, este masaje le ayuda en cierta forma a relajarse y como se trabaja en la primera capa del aura también nos ayuda a que esas malas vibras que ellos puedan levantar de la casa las vaya liberando, entonces, ya después con el reiki se va dando la apertura y posteriormente comenzamos a trabajar con la terapia nierika, pero realmente el perro va tomando un comportamiento totalmente diferente. En una ocasión me toco estar trabajando en el parque de Morales y había muchísimos perros y la gente estaba sorprendida porque los perros con los que yo estaba trabajando estaban ahí, al principio están inquietos y quieren estar en otro lado, pero hay un momento en que en este proceso de la terapia van cediendo y nos van dando la pauta.
Margarita: ¿Entonces puede ser una terapia de varios perros? ¿Cuánto seria el límite?
Esther: Lo que pasa es que los perros canalizan muy rápido, una terapia para un perro es alrededor de 10 minutos o 20 minutos exagerando, al menos que sean perros que estén muy enfermos que llevan otros procesos pero también me apoyo de cuarzos, plumas, se utilizan varias técnicas ancestrales que nos permiten ayudar a que ellos encuentren su centro y su equilibrio.
Margarita: Un perro demasiado hiperactivo, ¿puede considerarse que tiene algún tipo de enfermedad? y, ¿podrías equilibrarlo?
Esther: Si claro, es un poco complicado, por lo general cuando son así es porque se encuentran fuera de su centro, entonces lo primero que hay que hacer es centrarlos porque ellos están muy conscientes de su misión, y esto sucede cuando están sometidos a mucho estrés o caen en necesidades parecidas a las que tenemos nosotros.
Margarita: O por ejemplo también está la situación de los perros que caen en manos de personas irresponsables que no saben el trato que deben de darles, incluso en cuestión de razas, no saben qué hacer y el perro termina por estresarse y enfermarse.
Esther: Aquí sucede algo bien interesante, los perros nos escogen y no llegan las razas porque si, no es casualidad que un perro, por ejemplo violento, llegue a una familia con problemas de violencia, lo que está haciendo el perro es canalizar toda esa violencia incluso proveniente de generaciones de arriba, lo mismo pasa con los perros que son nerviosos, llegan con familias que tienen este mismo problema, el que los perros sean abandonados después por las personas inconscientes de sus propios problemas y además faltos de paciencia, es parte de respetar estos procesos, porque por parte de ellos está la entrega incondicional y no hay vuelta atrás, entonces ellos vienen a eso y hay que respetar, también cuando se van; no podemos estarle llorando años a un perro, hay un proceso de duelo, hay algo bien interesante que quiero que sepan todos, cuando se va un perro nos acompaña, son 70 años los que ellos nos acompañan empezando desde el primer día que están con nosotros y seguramente en algún momento va a regresar esa misma alma del perro, porque no se van simplemente, ahí están en otra presencia, a lo mejor no física, pero ahí están, entonces hay que honrar que nos vinieron a ayudar, porque ellos nos vienen a ayudar para que no nos enfermemos, pero sobre todo para que emocionalmente estemos bien y si nosotros seguimos con este sufrimiento no los estamos honrando, hay que hacer que valga la pena que hayan estado el tiempo que estuvieron, es un poco complicado entenderlo pero hay que respetar esos procesos y al final de cuentas así es la vida es un proceso de vida y de muerte y todo tiene un por qué.
Marivel: Tengo una pregunta, ¿cómo los perros matizan las enfermedades de los humanos?
Esther: Lo que pasa es que los perros tienen esta capacidad de conectarse con los registros akashicos y con la fuente, ellos están directamente conectados a esto, los perros muy específicamente jalan ese mal manejo emocional, ellos son canales pero a veces las emociones son tan fuertes que se enferman, los gatos están más relacionados con lo energético y los perros con lo emocional, eso no quiere decir que no trabajen en lo energético, también van limpiando los lugares como la casa, a nivel físico es importante que recibas atención medica pero a nivel emocional o espiritual se recomiendan ciertas terapias como las que les he comentado y si no también es importante voltearnos a ver, al final de cuentas nuestros perros van a ser nuestro espejo.
Margarita: Toda la gente que se dedica a recoger perros de la calle y los mata ¿qué pasa?, con esto me refiero a las personas que se dedican a los servicios de salud como el antirrábico, que por normatividad tienen que recogerlos y posteriormente sacrificarlos, ¿qué sucede con las personas?, ¿qué pasa en el plano energético?
Esther: Es precisamente esta situación de evolución como humanidad, la persona que realiza esos procesos, independientemente que tenga un sueldo o una obligación, por algo está en ese lugar y por muy doloroso que sea para los demás, tenemos que creer en nosotros como ellos creen en nosotros, así como los perros están tan evolucionados vinieron a rescatarnos de este mal manejo emocional que al final de cuentas es el que nos enferma, por eso tenemos que creer en nosotros y empezar a cambiar de adentro hacia afuera, seguramente son cargas karmáticas las que van a enfrentar, no por nada nos pasan las cosas que vivimos, son lecciones y aprendizajes que muchas veces son muy duros, yo siempre he dicho que la persona que abandona a un perro es una persona que se abandonó a sí misma, no puede ser de otra manera por la falta de amor que existe.
Marivel: Yo conozco un caso de una persona que nos adoptó un perrito hace como 5 años, y me contó a cerca de su ultimo perro que era un pastor alemán y tenía 4 o 5 años con él, y que a pesar de vivir con toda la familia el perro tenía una unión impresionante con él, a la persona le da un infarto y los médicos le dicen “de milagro no falleciste, fue un infarto que debió de ser fulminante”, le pasa a él un día y al día siguiente su perrita muere de un infarto y el siempre dice “mi perra me salvo la vida”.
Esther: Si, es parte de la misma enseñanza y entrega, es tan fuerte este lazo que tienen con nosotros que ellos se van por uno, es muy natural que en una familia si el abuelo se pone muy grave y lo desahucian, el perro muere y el abuelo mejora y vive más tiempo del que le habían pronosticado, los tiempos son exactos y perfectos, mucha gente dice “ no inventes, se enferma mi mamá y de paso el perro”, pero no es así, te está ayudando a canalizar esta enfermedad y es darles este valor de que son nuestros maestros del amor incondicional y toda la entrega que dan por nosotros y puede ser muy triste entenderlo pero es la realidad, imaginen que tan grandes seres de luz son que son capaces de hacer todo ese sacrifico para que nosotros por fin podamos despertar.
Margarita: ¿Qué podemos hacer para que esto llegue a ser escuchado por la gente que necesita escucharlo?
Esther: Una persona que es cruel con los demás, es tres veces cruel con ella misma, entonces imagínate a su niña interior como la tiene. Una persona que es así interiormente está sufriendo muchísimo más, pero hay que comprenderlo, entiendo que lo primero que quieres hacer con ese tipo de personas es ir a golpearlos pero no tenemos que caer en la violencia, hay que aprender de los maestros del amor incondicional, hay que aprender a ser tolerantes, amorosos, hay que entender que cada quien en la tierra está en un proceso y que no a todos nos llega la misma luz.
Marivel: Y en el caso de los perros sin dueño, por ejemplo, tenemos 50 perros en la Estancia y a lo mejor alguno necesita una terapia de sanación, es igual que con los perros que tienen dueño porque pues ahí no hay un dueño, la gente más cercana son las personas que cuidan de ellos en la Estancia.
Esther: Estos perros tienen la fortuna de que están con ustedes pero, en otro caso, los perros que se encuentran en la calle van limpiando toda la podredumbre de la sociedad en que vivimos, ellos traen esa misión, a lo mejor no tienen algún dueño en especifico pero ellos siguen haciendo su trabajo, las ballenas por ejemplo también tienen esta misión de armonizar en el mar con sus frecuencias, todo tiene un porque y un balance y entre más mal estemos como humanidad seguirán habiendo animales en la calle y sufriendo. No hay de otra, tenemos que estar conscientes de que es nuestra responsabilidad reivindicar esta labor que ellos vienen haciendo.
Marivel: ¿Y los cachorros de la calle? ¿Vienen más puros?
Esther: Bueno, los perros en general son luz, son pureza total, ellos están limpiando pero a nivel sociedad. Muchas veces cuando el dueño esta consciente de que el estrés que está padeciendo el perro es de él, se hace responsable de su mal manejo emocional y en cierta forma eso ayuda mucho a los perros, por eso este programa se llama “sanando sanadores” porque en el momento en que yo me hago consciente de que mi mal meno de emociones me está enfermando, el perro evoluciona más rápido en la enfermedad que tenga.
Marivel: Y como última pregunta, a los perros que no pueden convivir en la misma casa, ¿se les puede dar terapia?
Esther: Si, eso es un problema de territorio entre los dueños, entonces por ahí hay que fijarnos, pueden ser problemas tal cuales, problemas muy sencillos o muy marcados, pero es un problema por el espacio.
Marivel: Y en la cuestión de la comunicación entre las especies, ¿cómo se da?
Esther: Yo, a raíz de que he estado trabajando como de manera masiva con los perros, al principio sólo era en cuestión de recibir mensajes de los perros, información muy específica, como por ejemplo me han llegado a decir “la persona se siente defraudada por su madre”, hoy en día en varias ocasiones he podido lograr la comunicación, tuve la oportunidad de conocer a una chamana que me enseñó a cómo comunicarse con las especies en general, en algunas ocasiones que he dado terapia ha habido una apertura por parte de los animales sin siquiera buscarla, los perros cuando tienen algo que decirme me lo comentan y son conversaciones muy largas, por ejemplo, una vez le di terapia a un perro que es de unos chavos que son artesanos y que se la pasan vendiendo en la calle, el perro se llama Cross y él me decía que era muy feliz porque andaba suelto ya que ellos andaban para todos lados y por eso estaba muy contento de la vida que llevaba, que era una manada y que todos estaban muy unidos, sus dueños viajaron desde Oaxaca y siempre con el perro y el gato, era la pareja, el hijo y el perro y el gato, el me decía que era muy feliz pero que le gustaría que su dueña fuera también libre porque veía como arrastrando muchas dependencias emocionales y del pasado, entonces después trabaje con la dueña y si en ese sentido tenía muchas cosas que trabajar.

Fin de la conversación.