STELLA

  • No puedo contarte lo que ha pasado en mi vida, pero, así como en los humanos, las cicatrices en nuestro cuerpo son las que van contando historias..
    Una persona puede describirte su historia de vida detrás de las marcas en su cuerpo, por ejemplo, la cicatriz en una de sus rodillas, te platica cuando de niño se cayó de la bicicleta, llegó llorando a casa con su rodilla sangrando y como su mamá lo curó con mucho cuidado y amor.
    También las historias que muchas mujeres recuerdan como el día más feliz de su vida, el nacimiento de su hijo, al ver la cicatriz de la cesárea en su vientre…
    Algunas cicatrices no se relacionan con bonitos recuerdos, como la cicatriz de quemadura en la espalda de un bombero aguerrido, llevando siempre consigo la carga de lo sucedido… O la cicatriz que provocó un asaltante con su cuchillo, quitándote además de lo que llevabas puesto, tu sentir de seguridad…
    Yo, yo no podría contarte como es que tengo las cicatrices alrededor de mi hocico, tampoco podría describirte mis sentimientos al recordarlas…. Podemos suponer, que me amarraron el hocico con un mecate, a lo mejor para que no ladrara, o para que no mordiera las sillas, las plantas, o la reja… También puede ser que, buscando comida en la basura, mi hocico se haya atorado en un bote de aluminio, y así anduve hasta que alguien me salvó de inanición. También puede ser que, en el monte o en una construcción, me haya lastimado con un alambre de púas, aunque sería raro que el alambre rodeara mi hocico…
    En realidad, solamente yo sabré como fueron provocadas esas heridas, no te podré contar cuantos días pasaron, los sentimientos que emanaron, y cómo curándose, fueron dejando un parche permanente sobre mi piel…
    Soy Stella, en honor a mi rescatista, y ahora felizmente adoptada por una familia, que viendo más allá de mis cicatrices como huellas de abandono y maltrato, vieron mis ojos llenos de vida, mi sonrisa sincera y mi cola ondeante de esperanza…
    Las cicatrices son la metáfora de una insignia; lo que para unos puede significar un recordatorio o el cierre de un proceso, para otros es un orgullo o enseñanza; pero todas llevan la carga de lo sucedido y de la experiencia de sobrevivir.
     
    AYUDA A SEGUIR CAMBIANDO HISTORIAS!
    ________________________________________
    DONATIVOS (recibos deducibles de impuestos):
    *Banamex Cta: 7008 / 0499920, Clabe: 002700700804999203, San Luis Potosí, S.L.P. Estancia para el perro abandonado Sta. Martha, A.C.
    *Por PayPal a través de nuestra página en internet www.elperroabandonado.com.
    Te invitamos a conocer la plataforma DONA SAN LUIS http://sanluisdona.org/animales/ y la plataforma HELP TODAY NOW https://fundacionhtn.org/helptodaynow y apoyar la causa de la Estancia.
    ¡Gracias!
    Recuerda que con tu donativo ESTANCIA PARA EL PERRO ABANDONADO STA. MARTHA, AC. puede seguir trabajando en el rescate, rehabilitación y adopción de perros; también puede seguir haciendo campañas de esterilización gratuitas y a bajo costo y puede seguir llevando las Brigadas Culturales-Educativas a escuelas, empresas, fraccionamientos, comunidades, etc… ÚNETE Y AYUDA!!!
    INFORMES PARA ADOPCIONES: adopciones@elperroabandonado.com
    ¡Gracias!
     
Comparte en tus redes sociales
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter